La últimas

11 de agosto de 2016

Juegos Olímpicos: Del Potro pasó a Daniel y está en cuartos

RÍO DE JANEIRO ,- La ilusión de Juan Martín del Potro dio un nuevo paso en Rio de Janeiro. El argentino reaccionó a tiempo, se impuso por 6-7 (4), 6-1 y 6-2 al japonés Taro Daniel y avanzó a los cuartos de final de los Juegos Olímpicos. Su próximo rival: el español Roberto Bautista Agut.

Otro paso de Del Potro en los Juegos. Y esta vez con un plus, dado que el argentino superó la adversidad de estar set abajo y sentirse un poco ofuscado por su falta de movilidad por el cansancio. Pero reaccionó, dejó de lado los nervios y volvió a lastimar con su servicio y la derecha para terminar adueñándose del partido después de dos horas y 15 minutos. Tercera victoria seguida en Rio de Janeiro, después de su gran golpe ante Novak Djokovic y el triunfo en tres sets ante Joao Sousa, y el sueño olímpico sigue bien firme.

En el primer set, de mayor a menor. Juan Martín del Potro tuvo un buen inicio de partido, pero su juego empezó a perder eficacia y el primer set quedó en manos de Taro Daniel en el desempate después de una hora y seis minutos de acción.

El argentino comenzó firme, con mucha solidez en su servicio y con un buen game de devolución que le dio el primer quiebre del partido. Incluso llegó a estar 3-1 y 0-30 ante el saque de Daniel. Ahí cambió todo.

Del Potro pareció acusar el cansancio físico de los últimos días, a pesar de haber tenido el miércoles por las lluvias, y bajó su movilidad. Como consecuencia su derecha dejó de hacer daño.

El argentino pasó a estar molesto en cancha y, para colmo, bajó sensiblemente su efectividad con el primer servicio. Todo se le hizo difícil. Y Daniel aprovechó para tomar el control del juego.

Pero lejos de quedar golpeado en lo anímico, Del Potro reaccionó a tiempo. Un inicio espectacular, con un racha de 12-1 en puntos y un 3-0 en el marcador. Otra imagen corporal, con mayor movilidad y una buena aceleración en la derecha. Daniel, lo contrario. Como sometido y sin respuestas ante el ritmo de juego del argentino.

Hubo más, porque enseguida firmó un segundo quiebre y una ratificación con el servicio. Y justamente el saque le dio la llave hacia el tercer set, con otro game implacable para sellar el 6-1 en 32 minutos.

El impulso, un plus. Del Potro siguió con el control de las acciones y firmó un nuevo desequilibrio en el 2-2, game en el que soltó la derecha un par de veces y consiguió otro quiebre tras un revés en la red de Daniel. El argentino confirmó su superioridad desde el servicio, aprovechó el bajón anímico de su rival y cerró el partido con contundencia.

Cabe recordar que el argentino venía de bajar a Novak Djokovic y de pasar en tres sets a Joao Sousa, con solo 15 horas de distancia. Luego, descanso el miércoles por el mal clima. Y ahora, en pie el sueño de volver a colgarse una medalla, como lo hizo en Londres 2012 cuando se quedó con el Bronce tras vencer a Nole en la definición.

Por lo pronto, el próximo paso de Del Potro será ante el español Roberto Bautista, décimo sembrado, que se impuso por 6-4 y 7-6 (4) al luxemburgués Gilles Muller, que venía de eliminar a Jo-Wilfried Tsonga.

Publicar un comentario