La últimas

16 de diciembre de 2016

Hopkins, listo para la última pelea en su carrera

FILADELFIA. Bernard Hopkins se valió de un bastón para avanzar pesadamente tras ingresar en el gimnasio, donde realizaría una sesión con su sparring. Cambió sus habituales y elegantes gafas Prada por unas gruesas antiparras, y llevaba una barba postiza y gris.

El púgil bromeó, blandiendo el bastón hacia los divertidos espectadores. Por lo visto, se ha tomado con humor la realidad de que el paso del tiempo está a punto de ponerle fin a su carrera.

Ya en serio, Hopkins afirma que a sus 51 años tiene todavía talento para lucir por momentos como antaño en el cuadrilátero. De hecho, cumplirá los 52 el mes próximo.

Será fiel a su palabra y a una obligación contractual, librando el último combate en su carrera de 28 años el sábado, cuando enfrente a Joe Smith Jr dentro de la categoría de los semipesados en Los Ángeles.

Smith tiene 27 años, pero nadie puede descartar una última victoria de Hopkins (55-7-2, con 32 nocauts). Incluso mientras pasaba de los 30 a los 40 y más, Hopkins echó varias veces por tierra los pronósticos de que su carrera destacada terminaría con una derrota vergonzosa.

"Nadie se ríe ya de mí" manifestó el veterano boxeador. "Aquellas risas me motivaban. ¿Cómo sé que ha llegado el momento? No puedo encontrar ya a nadie que ría".

Su vida ha incluido momentos espectaculares, como el gancho izquierdo al que recurrió para noquear a Óscar de la Hoya. Han existido también vicisitudes, como una condena a prisión que habría forjado su carácter para dedicarse al boxeo.

Alguna vez, Hopkins le prometió a su madre que se retiraría a los 40 años. Aseguró también que se iría a los 41, luego de derrotar a Antonio Tarver en 2006, dando una de sus mejores exhibiciones.

En la crónica de aquel combate, The Associated Press escribió que la carrera de Hopkins había tenido un "final de cuento". Destacó que Tarver había logrado actuar en "el último capítulo de la serie de 'Rocky'''.

Pero al igual que ese personaje cinematográfico, Hopkins tenía muchos episodios más que protagonizar.

A los 48 años, se impuso por decisión unánime a Tavoris Cloud, para ser el púgil de mayor edad en conquistar un cetro mundial.

"Me alegra haberme arrepentido hace 10 años, porque he enriquecido mi legado", dijo Hopkins. "Y nadie se queja".

El boxeador se unió a un grupo selecto de deportistas que han alcanzado logros relevantes como veteranos. Nolan Ryan lanzó un juego sin hit a los 43 años y Kareem Abdul-Jabbar seguía encestando sus tiros de gancho a los 43.

¿Pero boxear a los 50? George Foreman lo hizo. Y De la Hoya justifica a su otrora rival.

"Si puede y si su cuerpo se lo permite, ¿por qué no? No es que alguien le vaya a hacer daño", dijo De la Hoya. "Esto sólo muestra a todos que la edad no importa mientras hagas lo correcto".

Hopkins tiene una participación minoritaria en la empresa Golden Boy Promotions de De la Hoya. Seguirá estelarizando peleas después del retiro. Ha dicho que quiere involucrarse en una serie de TV, relacionada con el boxeo, que busca revivir la popularidad de este deporte.
Publicar un comentario