La últimas

15 de diciembre de 2016

La soledad podría sabotear la supervivencia al cáncer de mama

La soledad podría impedir la supervivencia a largo plazo al cáncer de mama, sugiere un nuevo estudio.

En los años después del tratamiento, las mujeres que no tienen unos vínculos sociales firmes son más propensas a que su cáncer vuelva o a morir que las mujeres con amigos y una red de respaldo, encontraron los investigadores.

Al revisar datos de casi 10,000 pacientes de cáncer de mama, los investigadores vincularon el aislamiento con un riesgo un 40 por ciento más alto de recurrencia del cáncer, en comparación con las mujeres socialmente conectadas.

Esas mujeres solitarias también tenían un riesgo de morir de cáncer de mama un 60 por ciento más alto, y un aumento del 70 por ciento en el riesgo de morir de cualquier causa, encontró el estudio.

Los resultados no fueron inesperados, dijeron los investigadores.

"Está bien establecido que las mujeres en general, y las que tienen cáncer de mama, con más vínculos sociales tienen un riesgo más bajo de morir", señaló la investigadora líder, Candyce Kroenke, de la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California.

Las personas son animales sociales, dijo Kassandra Alcaraz, directora estratégica de investigación en equidad sanitaria de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

"No estamos hechos para estar aislados, de forma que los beneficios que sacamos de las relaciones con los demás y de formar parte de una comunidad no son sorprendentes", comentó. "Sabemos que las relaciones sociales son importantes para la salud y el bienestar en general".

Alcaraz dijo que el motivo exacto de que eso sea así no está claro. "Tener vínculos sociales podría proveer acceso a una ayuda real, por ejemplo que alguien le lleve al médico o tener a alguien con quien hablar sobre las inquietudes o que le conecte con recursos que puedan ayudarle a afrontar el cáncer", planteó.

Además, el bienestar social se correlaciona con el bienestar físico, añadió Alcaraz. Tener conexiones con los demás ayuda a reducir el estrés y la depresión, y conduce así a unos mejores resultados de salud, dijo.

"Debemos pensar en la salud de forma más amplia. Las influencias sociales pueden ser igual de importantes que otros factores de riesgo, como la obesidad y fumar", afirmó Alcaraz.

Kroenke y sus colaboradores se mostraron de acuerdo, y dijeron que los médicos deben tomar en cuenta los respaldos sociales de una mujer cuando hagan predicciones sobre su recuperación.

En el estudio, los investigadores observaron las conexiones sociales de una mujer en los dos años después el diagnóstico de cáncer de mama para ver cómo tener amigos, un cónyuge, familiares o vínculos comunitarios podría afectar a su supervivencia.

El informe se publicó en línea el 12 de diciembre en la revista Cancer.

Se recolectaron datos de poco más de 9,000 mujeres. Durante un seguimiento promedio de 11 años, más de 1,400 cánceres recurrieron. Además, más de 1,500 mujeres murieron, casi 1,000 de cáncer de mama, hallaron los investigadores.

Los vínculos más firmes entre las conexiones sociales y los pronósticos fueron entre las mujeres con un cáncer en etapa más temprana, dijeron los investigadores.

Además, las asociaciones específicas difirieron según la edad, la raza, la etnia y el país, dijo Kroenke.

Por ejemplo, los vínculos con los familiares y amigos predijeron una mortalidad más baja por el cáncer de mama en las mujeres no blancas. Y el matrimonio predijo una mortalidad más baja por cáncer de mama solo entre las mujeres blancas mayores.

Además, los vínculos comunitarios predijeron unos mejores resultados en las mujeres blancas y asiáticas mayores.

"Nuestros hallazgos demuestran una influencia generalmente beneficiosa de los vínculos sociales de las mujeres en los resultados del cáncer de mama, entre ellos la recurrencia y la mortalidad por el cáncer de mama", señaló Kroenke.

Los resultados no quieren decir que las mujeres solitarias estén condenadas a una muerte temprana, ni muestran una relación causal directa entre el aislamiento y una peor supervivencia.

Pero es importante que los médicos y otros trabajadores de la atención de la salud ayuden a las pacientes a conectar con grupos de respaldo y otros programas para que no sigan estando socialmente aisladas, planteó Alcaraz.

"Los vínculos sociales tienen beneficios positivos para la salud, y el aislamiento social es nocivo para la salud", enfatizó. "Y esto no es algo exclusivo del cáncer de mama, ni del cáncer".


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
Publicar un comentario