La últimas

25 de enero de 2017

Marineros retirarán el número de Edgar MartínezMarineros retirarán el número de Edgar Martínez

SEATTLE. En momentos en que se fortalecía la candidatura de Edgar Martínez para llegar al Salón de la Fama, los dueños de los Marineros comenzaron a analizar si había llegado el momento de conferirle el máximo honor de la franquicia.

Cuando el ex bateador designado dio un salto significativo en la votación de este año, se facilitó la decisión de retirar el número 11 que usaba con Seattle.

El presidente de los Marineros, Kevin Mather, anunció el martes que el número de Martínez será retirado oficialmente el 12 de agosto como parte de una serie de homenajes durante un fin de semana. Martínez será el segundo pelotero en la historia del club cuyo número se retira.

Se unirá a Ken Griffey Jr, cuyo número 24 fue retirado por el club el año pasado tras su exaltación al Salón de la Fama.

Pese a que llegar al recinto de Cooperstown sigue siendo sólo una posibilidad para el puertorriqueño, Seattle decidió que el momento del homenaje era oportuno, pese a que este requería una aprobación especial por parte de los dueños.

"Estoy sorprendido. Sabía que los Marineros tenían estas políticas sobre el retiro de los números. No lo esperaba, así que me sorprendió", dijo Martínez.

Los Marineros tienen parámetros estrictos en la materia. Retiran el número de un jugador sólo si se le ha elegido como nuevo miembro del Salón de la Fama o si ha estado cerca de ganar la votación.

Con total merecimiento, Griffey fue el primer pelotero del que los Marineros retiraron el número. Parece sensato que el segundo sea Martínez, especialmente luego de recibir casi el 59% de los votos para el Salón de la Fama este año.

Y aunque el retiro del número tiene un carácter más bien ceremonial, los Marineros confían en que el gesto eleve las posibilidades de que Martínez arribe algún día a Cooperstown. La semana pasada, Martínez fue mencionado en el 58.6% de las papeletas cuando se anunciaron los resultados de la votación de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica.

Fue un importante incremento para Martínez de cara a sus últimos años de elegibilidad. Podría convertirse en el primer pelotero en ser elevado al Salón de la Fama tras una carrera en la que se desempeñó principalmente como bateador designado.

"Habíamos conversado de esto, y cuando surgió la votación, todo se definió relativamente rápido", indicó Mather. "Nuestra junta directiva tenía que aprobar esto, y la respuesta fue relativamente fácil una vez que él obtuvo más del 50%".

Salvo por Griffey, ningún otro jugador ha tenido un vínculo tan fuerte con Seattle como Martínez. Durante buena parte de la década de 1990, cuando Griffey era el astro indiscutible del béisbol, Martínez prácticamente se equiparaba con él, bateando en la misma alineación.

La diferencia es que Griffey fue el primer astro de Seattle. Martínez es la estrella que nunca se fue.

Cumplió 18 campañas como jugador de los Marineros y se le considera como uno de los mejores bateadores derechos de su generación. Está por iniciar su segunda temporada completa como coach de bateo de los Marineros.

Finalizó su carrera con un promedio de .312, 309 jonrones y 1.219 producidas. Ostentó un porcentaje de embasado de .418 y un slugging de .515, además de liderar la Liga Americana en dos ocasiones dentro de los rubros de bateo y dobletes.

"Será especial ver que mi número se coloque junto al de Junior, uno de los mejores peloteros en la historia... y también junto al del gran Jackie Robinson", resaltó Martínez. "Es asombroso, algo que jamás esperé conseguir después de mi carrera".
Publicar un comentario