La últimas

15 de enero de 2017

Robin Thicke lleva la policía a casa de su ex pero sale con las manos vacías

Robin Thicke llevó a la policía a la casa de su ex Paula Patton, el viernes por la mañana, alegando que su exmujer no le permitía llevarse a su hijo.
El jueves por la noche un juez negó el pedido de Patton, en el sentido que se limitaran las visitas de Thicke a su hijo Julian, de 6 años, por supuesto abuso físico del cantante hacia su hijo.
Con una orden judicial en mano, Thicke intentó llevarse a su hijo que pasaría la noche con él en su casa, pero los policías, que entraron a la casa por el niño, decidieron no forzarlo, pues el menor les dijo que tenía miedo de estar con su papá.
De esa manera, Robin Thicke se fue con las manos vacías.
Una fuente conectada con Robin dijo a TMZ que la pareja está ahora cerca de alcanzar un punto intermedio sobre cómo lidiar con los problemas de custodia.
Publicar un comentario