La últimas

14 de febrero de 2017

Consejos saludables para el corazón para su lista de la compra

Un corazón saludable empieza por lo que se come, y un modo inteligente de ir al supermercado es empezar con una lista, recomienda una cardióloga.

Reducir la cantidad de grasa, azúcar y sal (sodio) en la dieta puede ayudar a reducir el riesgo de obesidad, ataque cardiaco, diabetes tipo 2 y otras enfermedades, según la Dra. Susan Smyth, directora médica del Instituto del Corazón Gill de la Universidad de Kentucky.

"Haga que sus comidas sean más saludables sustituyendo los alimentos que sean blancos o marrones por los que tengan muchos colores a partir de fuentes naturales [no colores artificiales]. Empiece por la sección de productos agrícolas con frutas y verduras frescas, que son ricas en vitaminas y fibra y con poca grasa", señaló Smyth en un comunicado de prensa de la universidad.

Añadió que los consumidores deberían comprobar las etiquetas de los alimentos procesados que estén en el departamento de productos agrícolas, como el guacamole o las ensaladas preparadas con un aderezo. Estos productos podrían contener grandes cantidades de grasa, sodio y azúcar.

"En la sección de productos lácteos, aténgase a los que sean bajos en grasa siempre que sea posible. Tenga cuidado con los yogures con sabores, que podrían contener hasta la mitad de la cantidad diaria recomendada de azúcar. La investigación reciente indica que están bien comer huevos con moderación, pero hable primero con su médico", comentó Smyth.

En la sección de carnicería, elija productos magros, como el pollo y el pescado. Limite o evite las carnes procesadas, como los perritos calientes y los embutidos, que contienen cantidades altas de sal, aconsejó.

"Aunque los panes y otros productos horneados pueden tener un lugar en su mesa, la cantidad de azúcares y sodio que hay escondidos en el pan podrían sorprenderle. Solo dos rebanadas de un pan de sándwich blanco envasado podría tener hasta una cuarta parte de su ingesta de sodio diaria recomendada", dijo Smyth.

Una mejor opción sería seleccionar panes realizados con granos integrales (no con harina integral), que podrían ayudar a reducir el colesterol LDL (malo) y reducir el riesgo de diabetes tipo 2, según Smyth.

Los pasillos del medio del supermercado son "engañosos", dijo.

"Casi todo lo que esté envuelto en un plástico está muy procesado y lleno de grasa, sal, azúcar o de las tres cosas. Si pasa mucho tiempo en los pasillos del medio, lea muchas etiquetas y busque sustitutos más saludables", sugirió Smyth.

Los frijoles enlatados sin condimentos en agua son una opción saludable, al igual que algunos frutos secos y fruta deshidratada. Tenga también cuidado con el tamaño de las porciones de cada envase. Por ejemplo, las sopas enlatadas a veces se anuncian como bajas en sodio, pero si el tamaño de la porción es la mitad de una lata y usted está acostumbrado a comer una lata entera de sopa, entonces estará consumiendo el doble de la dosis de sodio, dijo.

En la sección de congelados, "puede sustituir las verduras congeladas sin salsas añadidas y las frutas sin azúcar añadido por las frescas. Escoja el helado bajo en grasa antes que las versiones regulares. Tenga mucho cuidado con las pizzas, las cenas y los refrigerios congelados, que pueden estar llenos de sodio", aconsejó Smyth.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
Publicar un comentario