La últimas

3 de febrero de 2017

Incluso un poco de ejercicio puede ayudar con la artritis

Apenas un poco de actividad física parece hacer mucho por ayudar a los adultos mayores con artritis a seguir siendo capaces de realizar las actividades cotidianas, encuentra un estudio reciente.

Los adultos mayores con dolor y rigidez en las articulaciones relacionados con la artritis deben seguir moviéndose para permanecer funcionalmente independientes. Pero apenas un 10 por ciento de los estadounidenses mayores con artritis en las rodillas cumplen con las directrices federales de al menos 150 minutos de actividad moderada a la semana, dijeron los investigadores.

Pero el estudio de la Universidad de Northwestern encontró que hacer incluso un tercio de esa cantidad sigue siendo beneficioso.

En el estudio participaron más de 1,600 adultos a partir de los 49 años de edad que tenían dolor o rigidez por la artritis en las caderas, las rodillas o los pies.

Los que hacían un mínimo de 45 minutos de actividad moderada (como caminar a paso vivo) por semana tenían un 80 por ciento más de probabilidades de mejorar o mantener la función física y la velocidad del paso a lo largo de dos años, en comparación con los que hacían menos actividad, encontraron los investigadores.

"Incluso un poco de actividad es mejor que nada", afirmó la primera autora del estudio, Dorothy Dunlop.

"Para las personas mayores que sufren de artritis y que tienen una actividad mínima, un mínimo de 45 minutos podría parecer más realista", afirmó Dunlop, profesora de reumatología y medicina preventiva en la Facultad de Medicina de la Northwestern, en Chicago.

Dijo que las directrices federales son importantes porque mientras más haga una persona, mejor se sentirá y mayores serán los beneficios para la salud.

"Pero incluso alcanzar esta meta menos rigurosa fomentará la capacidad de funcionar y podría ser un punto de inicio factible para los adultos mayores que afrontan la incomodidad en las articulaciones", planteó Dunlop en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Arthritis Care & Research.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
Publicar un comentario