La últimas

21 de febrero de 2017

Las lesiones no tienen por qué afectar a los estudiantes deportistas

La mayoría de lesiones de los estudiantes deportistas ocurren durante los entrenamientos rutinarios, pero apenas un tercio de las escuelas secundarias públicas cuentan con un terapeuta deportivo a tiempo completo, según la Asociación Nacional de Entrenadores Deportivos (National Athletic Trainers' Association, NATA), con sede en EE. UU.

"Es importante contar con los protocolos adecuados de seguridad deportiva para garantizar la salud y el bienestar de los estudiantes deportistas", planteó Larry Cooper, presidente del comité de escuelas secundarias de la NATA. "Al prepararse adecuadamente para los entrenamientos y los torneos, los deportistas jóvenes pueden destacar en el campo y evitar tener que quedarse sin jugar por lesiones potenciales".

La temporada de primavera se acerca, y la NATA recomienda que padres y estudiantes revisen las políticas y procedimientos de sus escuelas sobre las lesiones relacionadas con el deporte. Esto es lo que se debe tomar en cuenta:
¿Quién maneja las lesiones relacionadas con el deporte? Sepa quién atenderá a los deportistas que se lesionan durante un entrenamiento. Tome en cuenta la experiencia y las credenciales de la persona, incluyendo la capacitación en primeros auxilios y médica. Determine quién toma las decisiones médicas. Los entrenadores y los deportistas quizá no tomen decisiones objetivas sobre las lesiones y la seguridad si están preocupados por ganar.
¿Cuál es el plan de acción de emergencia? Todo equipo debe tener un plan por escrito que detalle qué hacer si hay una lesión grave. Un terapeuta deportivo o un primer respondiente debe revisar ese plan.
¿Todo el equipamiento está en buenas condiciones y funciona bien? Hay que examinar los equipamientos para el deporte, como los postes, la hierba artificial, el suelo de la cancha de básquetbol y los aparatos de gimnasia para garantizar que sean seguros. El equipamiento médico, como las tablillas y las tablas de inmovilización espinal, se debe revisar de forma rutinaria. Las escuelas deben tener un desfibrilador externo automático (DEA) y personal entrenado en su uso.
¿Los entrenadores de la escuela secundaria están cualificados? Se debe realizar una revisión de los antecedentes de todos los entrenadores, asistentes de entrenadores y voluntarios del equipo. Deben tener conocimiento del deporte para el que entrenan, y todas las credenciales requeridas por el estado, la conferencia o la liga deportiva. Los entrenadores deben estar capacitados para administrar la RCP, usar un DEA y ofrecer primeros auxilios.
¿Los vestidores y gimnasios son higiénicos? Esas áreas se deben limpiar rutinariamente para prevenir la propagación de infecciones cutáneas bacterianas, virales y fúngicas. Los deportistas nunca deben compartir toallas, ropa deportiva, botellas de agua, maquinillas de afeitar ni máquinas de cortar cabello.

La NATA señala que los padres también deben ayudar a asegurar que sus hijos adolescentes estén preparados tanto mental como físicamente para jugar deportes. Esto incluye un examen físico antes de la temporada para identificar cualquier afección de salud que pudiera limitar su participación. No se debe presionar ni obligar a los deportistas jóvenes a participar. Los padres deben asegurarse de que la escuela, los entrenadores y otros miembros del personal de su hijo tengan una copia de su historial médico además de un formulario de autorización de emergencias médicas completado.

La NATA recomienda que los padres, los estudiantes deportistas y los entrenadores tengan presentes los siguientes consejos cuando comience el entrenamiento de primavera:
Aclimatarse de forma gradual. Los deportistas que juegan cuando hace calor deben incrementar su resistencia durante una a dos semanas. En ese periodo, deben permanecer bien hidratados y ajustar sus ejercicios según el tiempo. Los deportistas que tienen que usar un equipamiento de protección pesado deben acostumbrarse poco a poco a jugar con ese equipamiento. Por ejemplo, usar solo los cascos el primer día y el segundo, luego cascos y hombreras el tercero y el cuarto, y el equipamiento completo el quinto día.
Sea consciente de las conmociones. Los estudiantes deportistas, los entrenadores y el personal médico de la escuela deben estar bien informados sobre la prevención y la gestión de las conmociones. Los estudiantes con lesiones en la cabeza deben informar si experimentan síntomas como mareo, pérdida de la memoria, desvanecimiento, fatiga o problemas con el equilibrio.
Las pruebas para la anemia falciforme. Todos los recién nacidos reciben pruebas de este rasgo hereditario, que puede conducir al bloqueo de los vasos sanguíneos durante los esfuerzos intensos. Los deportistas con el rasgo drepanocítico deben tomar precauciones. Las señales de advertencia incluyen fatiga o falta de aire.
Permitir un tiempo de recuperación. El cuerpo debe descansar entre una temporada y otra. Incorporar un periodo de recuperación en el año puede ayudar a prevenir lesiones. Los movimientos repetitivos pueden estresar en exceso a las articulaciones, músculos o ligamentos, resultando en lesiones por uso excesivo.

"Es esencial que todos los miembros del equipo de medicina deportiva de una escuela (los terapeutas deportivos, médicos y enfermeros escolares) trabajen juntos para ayudar a prevenir, gestionar y tratar las lesiones o enfermedades si ocurre alguna", enfatizó Cooper en un comunicado de prensa de la NATA. "Con un método de equipo podemos reducir las lesiones agudas, crónicas o catastróficas, y también asegurar que haya una temporada exitosa en general".

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
Publicar un comentario