La últimas

24 de febrero de 2017

Leicester despide a Raineri, su técnico campeón

LEICESTER, Inglaterra.- Ser el cerebro del más improbable de los títulos sirvió de poco para que Claudio Ranieri siguiera al frente de Leicester.

Ranieri fue despedido el jueves por Leicester, nueve meses después que el entrenador italiano condujo al club, contra todos los pronósticos, a la conquista de la liga Premier inglesa.

Los dueños tailandeses de Leicester tomaron la drástica medida ante la posibilidad que el cuento de hadas tenga un triste final. En una atroz defensa del título, el equipo está apenas un punto encima de la zona de descenso después de 25 partidos. Tampoco ha marcado un solo gol en seis partidos por la liga en 2017.

"Tenemos que colocar los intereses del club a largo plazo por encima de cualquier sentimiento personal, por muy fuertes que sean", dijo el subdirector de la junta, Aiyawatt Srivaddhanaprabha.

El presente de Leicester es alarmante: no ha marcado un solo gol en seis partidos por la liga en 2017 y ganó apenas uno de sus últimos 10 partidos de la Premier".

Los 'Zorros' fueron eliminados en la Copa FA el pasado fin de semana ante Millwall, un club de la tercera división. Pese a jugar casi todo el segundo tiempo con superioridad numérica, Leicester sucumbió 1-0 ante Millwall.

Además, Leicester perdió el miércoles 2-1 ante Sevilla en el partido de ida de su serie por los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Su estatus como el técnico más exitoso en la historia de Leicester City no se cuestiona", consignó el club sobre Ranieri en un largo comunicado

"Sin embargo, los resultados a nivel doméstico en la actual temporada han comprometido la permanencia del club en la Liga Premier, y la junta renuentemente siente que, por más que sea doloroso, se necesita un cambio de liderazgo por el bien del club", añadió.

Con un plantel integrado por trotamundos, descartes y desconocidos, Leicester se proclamó campeón de la Premier con una ventaja de 10 puntos. Fue una de las gestas deportivas más asombrosas de todos los tiempos.

Recién el mes pasado, Raneiri fue consagrado por la FIFA como el Técnico del Año.

Sin embargo, las virtudes que elevaron a Leicester -oficio, talente y espíritu de equipo- han desaparecido.

Leicester se tambalea con el ascenso y varias de sus figuras, en particular Jamie Vardy y Riyad Mahrez, no han podido repetir el nivel de la pasada temporada. La venta del volante contención N'Golo Kante a Chelsea golpeó fuerte al equipo al echar de menos a un jugador que derrochaba solvencia y era el escudo de los defensores.

La situación de Ranieri se había hecho insostenible en las últimas semanas, en medio de versiones de conflictos con algunos de sus jugadores.

Leicester se clasificó a los octavos de la 'Champions' con una fecha de antemano en la fase de grupos - y su eliminatoria de octavos contra Sevilla no está sentenciada en lo absoluto - pero ni siquiera la posibilidad de entreverarse a los ocho mejores de la máxima competición de clubes de Europa pudo mantener a flote a Ranieri.

"Después de todo lo que Claudio Ranieri ha hecho por Leicester City, el despedirlo ahora es inexplicable, imperdonable y dolorosamente triste", tuiteó Gary Lineker, el retirado delantero de la selección inglesa y ex jugador de Leicester.

Leicester podría estar hundida en la zona de descenso cuando dispute su próximo partido, como local ante Liverpool el lunes. Los auxiliares Craig Shakespeare y Mike Stowell quedaron al frente del equipo en forma interina.

Ranieri fue contratado por Leicester en julio de 2015, asumiendo las riendas de un equipo que se salvó milagrosamente del descenso la temporada previa, luego de conseguir nueve victorias y un empate en las últimas nueve fechas. Mucha gente criticó su nombramiento debido a los malos resultados que cosechó en su previa asignatura, al frente de la selección de Grecia.

Pero revolucionó al club de inmediato. Los pesos pesados de Inglaterra claudicaron, al verse impotentes frente al juego de contragolpe de Leicester. Y Ranieri sedujo a la prensa inglesa con sus frases ingeniosas y afable personalidad.

"Su don de gente, encanto y carisma transformaron la percepción que se tenía del club", afirmó Srivaddhanaprabha. "Estaremos siempre eternamente agradecidos a Claudio por todo lo que nos ayudó a conseguir".
Publicar un comentario