La últimas

17 de febrero de 2017

Uso de vacunas no es una solución rápida para la fiebre del heno

La inmunoterapia (con frecuencia en forma de inyecciones para la alergia) puede combatir el escurrimiento nasal, la picazón en los ojos, la congestión, los estornudos y la presión en los senos nasales de la fiebre del heno persistente. Pero esto no se puede lograr en menos de tres años, reportan investigadores británicos.

Dos años de inmunoterapia solo fueron igual de efectivos que un placebo, dijeron los autores del estudio.

Los investigadores añadieron que la clave parece ser un tercer año de tratamiento.

"La inmunoterapia para la fiebre del heno [rinitis alérgica] conlleva recibir una dosis alta de la vacuna de polen de gramíneas mediante una inyección mensual o una pastilla diaria que se coloca debajo de la lengua", apuntó el investigador líder, el Dr. Stephen Durham, profesor de alergias y medicina respiratoria en el Colegio Imperial de Londres, en Inglaterra.

Alrededor de un 15 por ciento de los estadounidenses sufren de una fiebre del heno diagnosticada, y un 30 por ciento reportan síntomas de fiebre del heno, que puede tener un efecto negativo en la calidad de vida y el sueño. También puede tener un impacto sobre el trabajo y la escuela, dijeron los investigadores.

Para muchos pacientes, los medicamentos de venta libre o recetados no son efectivos para aliviar los síntomas, dijo Durham.

"Más o menos un 50 por ciento de los pacientes encuentran que las pastillas y aerosoles nasales actuales son inefectivos o [tienen] efectos secundarios inaceptables", comentó. "La inmunoterapia con polen de gramíneas es altamente efectiva y se debe administrar durante tres años para una remisión a largo plazo de la fiebre del heno".

El informe aparece en la edición del 14 de febrero de la revista Journal of the American Medical Association.

Una especialista cree que los médicos deben ofrecer a los pacientes la opción de la inmunoterapia para la fiebre del heno.

"Si yo me enterara de que hay un tratamiento que podría reemplazar los aerosoles y las pastillas durante los próximos 20 años, querría saber que tengo esa opción", aseguró la Dra. Linda Cox, profesora clínica asistente de medicina en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami.

Las personas con fiebre del heno usarán medicamentos como aerosoles nasales y antihistamínicos, y probablemente terminen viendo a un especialista y faltando unos días al trabajo, afirmó.

"Así que si tres años de tratamiento puede evitarlo y prevenir 20 años o más de antihistamínicos y aerosol nasal, vale la pena. Y resulta rentable", dijo Cox, autora de un editorial que acompaña al estudio en la revista.

El seguro cubre la inmunoterapia, y los pacientes pueden ser tratados desde dos meses antes de y durante la temporada de la fiebre del heno, o durante todo el año, comentó.

Se están desarrollando medicamentos de inmunoterapia para tratar otras alergias, dijo Cox. Por ejemplo, en Europa ya se usa una terapia para los ácaros del polvo, que podría pronto estar disponible en Estados Unidos.

En el estudio, Durham y sus colaboradores asignaron al azar a 106 adultos con fiebre del heno estacional entre moderada y grave a dos años de inmunoterapia o a un placebo. Los grupos de tratamiento tomaron una pastilla diaria que contiene la hierba llamada Phleum, o inyecciones mensuales de Phleum.

Para juzgar la efectividad del tratamiento, los pacientes se expusieron a la hierba antes del tratamiento, y tras uno y dos años de tratamiento, y un año después de que el tratamiento terminara.

Entre los 92 pacientes que completaron el estudio, los investigadores encontraron que dos años de tratamiento no eran suficientes para mostrar una mejora en el tercer año de seguimiento.

Si dos años de terapia hubieran funcionado, habría sido menos costoso y más cómodo para los pacientes, dijo Durham. "La inmunoterapia es altamente efectiva cuando se administra como pastillas o inyecciones, pero hay que administrarla durante al menos tres años para unos beneficios a largo plazo", apuntó.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
Publicar un comentario