La últimas

20 de marzo de 2017

Barcelona mantiene pulso liguero al doblegar al Valencia

El Barcelona mantiene el pulso liguero tras derrotar 4-2 al Valencia en un partido entretenido y de alternativas que quedó decantado al filo del descanso con la inapelable expulsión de Mangala.

El conjunto che se adelantó al filo de la media hora con un gran cabezazo del central francés pero el Barça empató muy pronto con una pillería de Luis Suárez, que aprovechó un saque de banda de Neymar para superar a Diego Alves.

El charrúa provocaría después la pena máxima que conllevó la roja a Mangala, permitiendo de paso a Messi anotar el 2-1 desde los once metros.

Munir, en la mejor jugada che de todo el encuentro, empataría justo antes del descanso, firmando un empate ficticio, porque el Barça, con uno más, arrolló a su rival en el segundo acto, aunque el resultado reflejara un ajustado 3-2 hasta los minutos finales.

Jugar con fuego entraña sus riesgos pero si uno tiene tres 'bomberos' como Messi, Luis Suárez y Neymar los riesgos, qué duda cabe, disminuyen notablemente porque cualquiera de ellos te puede reventar un partido con dos detalles. Puede que esta vez los titulares los acapare una vez más el argentino, que para eso ha reforzado su candidatura a la 'Bota de Oro' con dos dianas, pero el verdadero 'killer' fue Suárez.

El Valencia, que a fin de cuentas es un grande de nuestro fútbol, saltó al Camp Nou con la clara intención de tocarle las narices al Barça. No en balde ya había ganado en dos de sus tres últimas visitas ligueras así que tampoco se trataba de una heroicidad pese a que la clasificación indicara otra cosa.

Visto así, el empate a dos con el que se llegó al descanso fue fiel reflejo del descaro con el que el conjunto che encaró el encuentro. Eso sí, por el camino pagó un alto precio que sin duda condicionó el resto del partido, porque si ya es difícil echarle un pulso a Messi y compañía con once jugadores imagínense con uno menos.

Además, el Barça sabía que su margen de error era nulo tras el triunfo blanco en San Mamés, así que sus tres tenores se encargaron muy pronto de dejar claro que el duelo, tarde o temprano, iba a caer del lado azulgrana.

Esta vez la voz cantante la llevó Luis Suárez, que se bastó para volver loco a Garay y Mangala con esa mezcla de calidad y pillería que adorna el fútbol indómito del charrúa. Diego Alves detuvo su primer disparo y entre Gayá y Orellana sacaron bajo palos un remate de Messi que había fabricado el delantero de Salto con una nueva 'delicatessen'.

Messi casi anota de rosca tras un 'Juan Palomo' marca registrada, poco antes de que el Valencia avisara con un disparo de Carlos Soler que Ter Stegen despejó con apuros.

El conjunto che trató de sorprender nuevamente con un saque de puerta de Diego Alves que Munir aprovechó para plantarse ante el cancerbero alemán del Barça, provocando un córner que acabaría significando el 0-1 merced a un testarazo inapelable de Mangala.

Eso sí, las dudas y los nervios culés duraron muy poco, el tiempo que tardó Luis Suárez en sacar petróleo de un saque de banda de Neymar. El '9' del Barça aprovechó un mínimo despiste de Garay para batir a Alves con un disparo ajustado a la cepa del palo izquierdo.

En plena vorágine, el charrúa aprovechó un gran pase en profundidad de Messi para hacerle un traje a Mangala, que no tuvo mejor idea que agarrarlo, provocando así su expulsión y el segundo tanto local, que se encargó de anotar Messi desde los once metros.

El Valencia tuvo aún tiempo de firmar el empate tras una hermosa combinación entre Carlos Soler, Gayá y Munir pero cualquiera que sepa algo de esto sabía que los de Voro estaban heridos de muerte salvo milagro. Y el cupo de milagros en el Camp Nou se había agotado el día del PSG.

ATLÉTICO MADRID 3, SEVILLA 1

El Atlético de Madrid quiere luchar hasta el final por el tercer puesto en LaLiga y este domingo recortó a dos puntos su desventaja con el Sevilla tras vencer por un cómodo 3-1 a su rival directo en el Vicente Calderón.

Desde el principio, Simeone ganó la partida táctica a su compatriota Sampaoli a través de una presión asfixiante que le permitió robar balones muy arriba y crear peligro ante unos andaluces muy mal posiciones sobre el césped del Vicente Calderón. En este tramos, los colchoneros merecieron adelantarse con una vaselina de Gameiro que Rico mandó al larguero.

OTROS RESULTADOS

SPORTING GIJÓN 3, GRANADA 1

CELTA DE VIGO 1, DEPORTIVO 0

LEGANÉS 0, MÁLAGA 0
Publicar un comentario