La últimas

6 de marzo de 2017

Los huesos envejecidos se benefician de los productos lácteos más vitamina D

Una combinación de complementos de vitamina D y ciertos productos lácteos podrían proteger de la pérdida ósea relacionada con la edad, según indica un estudio reciente.

El consumo de leche, yogur y queso se asoció con una densidad mineral ósea mayor en la columna y con una pérdida ósea menor en la cadera en las personas de edad avanzada, pero solo si también tomaban complementos de vitamina D, dijeron los investigadores.

La vitamina D estimula la absorción del calcio, lo que ayuda a la creación del hueso y a la prevención de la pérdida ósea, según los investigadores del Instituto Hebrew Senior Life, afiliado con la Universidad de Harvard, y de la Universidad de Massachusetts, en Lowell.

Este estudio es significativo porque observó otros productos lácteos aparte de solo la leche, y "clarificó que la asociación de los productos lácteos con la densidad ósea depende de una ingesta adecuada de vitamina D", dijo la autora principal, Shivani Sahni.

"Pero se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos", añadió en un comunicado de prensa del instituto. Sahni es directora del programa de nutrición del Instituto de Investigación sobre el Envejecimiento Hebrew Senior Life.

Se estima que 10 millones de estadounidenses mayores de 50 años tienen osteoporosis, una enfermedad marcada por una masa ósea baja y un deterioro progresivo del tejido óseo. La osteoporosis aumenta el riesgo de sufrir fracturas, de pérdida de la función física, de empeoramiento de la calidad de vida e incluso de muerte.

Otros 44 millones de estadounidenses tienen una densidad ósea baja, lo que aumenta su riesgo de fracturas, según la National Osteoporosis Foundation.

Los participantes del estudio se inscribieron en el Estudio de Framingham de larga duración, que empezó en 1948 y dio un seguimiento de la salud y los hábitos de los residentes de Framingham, Massachusetts.

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU. Los resultados aparecieron el 1 de marzo en la revista Journal of Nutrition.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
Publicar un comentario