La últimas

5 de diciembre de 2016

Las cláusulas antiembarazo ilegales en el deporte español

Despedidas por el simple hecho de ser madres. Según una información de ‘El Mundo’, las cláusulas antiembarazo son moneda común en el deporte femenino español. Muchas de las deportistas que están protagonizando los éxitos del deporte en España deben convivir con la posibilidad de un despido en caso de tener un hijo.

Junto a las relativas al dopaje, conductas inapropiadas o la práctica de deportes de riesgo, cláusulas que pueden provocar la rescisión unilateral de contrato para la mayoría de deportistas profesionales, aparecen en el caso de las mujeres un apartado dedicado al embarazo. En numerosos casos esos despidos se producen sin que las afectadas reciban indemnización alguna porque los contratos están firmados por los representantes.

“Vi cómo en uno de mis equipos, una chica muy joven era despedida por quedarse embarazada. Se fue a casa, se deprimió, tuvo un aborto y a los pocos días la volvieron a llamar para ofrecerle de nuevo el contrato. Eso sólo tiene un calificativo: despreciable”, explica Begoña Fernández, ex capitana de la selección española de balonmano.Fernández reconoce a El Mundo que se ha visto obligada a firmar esa cláusula “en buena parte de los clubes en los que he jugado”

“Hace años tuve esa cláusula en el contrato con un club español. El embarazo estaba junto a otras causas por las que podía quedar sin efecto el contrato, como hacer deportes de riesgo o incumplir normas de tipo disciplinario” La que habla es Mariajo Pons, portera de fútbol en el Zaragoza que ha jugado para el Sabadell, Barcelona, Levante, Espanyol y Valencia y llegó a ser internacional sub 19.

“Creo que ahora no es tan común, pero las chicas, en general, no quieren hablar. Estamos ya en la AFE, es cierto, pero nos queda mucho por recorrer. Los chicos tienen fuerza; nosotras, nada. Al menos, ahora obligan a los clubes a darnos de alta en la Seguridad Social. Antes, ni eso”, añade.

La abogada María José López González lleva años denunciando el problema. “Son cláusulas nulas de pleno derecho, ya sea por lo que dice la Constitución, el Estatuto de los Trabajadores o cualquiera de los textos legales internacionales” López González aboga por una reforma del marco normativo.

Según López González la administración ha hecho dejación de sus funciones. En el caso de los deportes no profesionales, cuyos actores no se regulan por el Decreto 1.006, esa tutela corresponde a las federaciones nacionales si toman parte en competiciones de ámbito estatal, y al Consejo Superior de Deportes (CSD). “Yo alerté en su momento al CSD”, insiste. El problema sigue sobre la mesa pese a las denuncias.
Publicar un comentario